Diferencias entre Tesis, Tesina y Monografía

Cuando hablamos de investigación, en especial en el ámbito educativo, nos encontramos ante un conjunto de información documental que debe ser procesada de manera correcta y apropiada en atención al caso que corresponda.

De ahí surgen los llamados trabajos académicos. Esta información puede ser presentada fundamentalmente en tres formas distintas, según el tipo y alcance de la investigación que estés realizando y de las exigencias de la institución en la que estudies, así como del título al que aspires. Estas son:

  • La Tesis
  • La Tesina
  • La Monografía

­­

Estos son tres tipos de trabajos académicos distintos que tendrás que abordar en algún momento puntual de tus estudios universitarios. Desde Tesis Brottola queremos aprovechar este apartado para explicártelos.

 

Tesis, Tesina y Monografía ¿En qué se diferencian?

Comenzaremos diciendo que la diferencia fundamental radica en que cada uno tiene unas características muy específicas en cuanto a su elaboración, alcance y presentación, sin embargo, y por tratarse de trabajos de investigación, presentan rasgos comunes.

A continuación, mencionaremos brevemente en qué consiste cada uno de estos trabajos académicos.

 

La Monografía

La monografía consiste en un trabajo fundamentalmente documental, de carácter descriptivo, a partir de una investigación bibliográfica sobre un tema (problemática) específico y claramente delimitado. Su extensión es más bien breve ya que no persigue demostrar algo, sino que se trata de un trabajo más reflexivo de parte de quien lo elabora. Otro aspecto a destacar es que las fuentes que lo respaldan son de tipo secundarias.

 

La Tesina ¿Una tesis corta?

La respuesta está implícita en el término que la define. La tesina se parece a una tesis pero no llega a serlo y la razón para esto la encontramos en su extensión. Sin embargo, cumple con muchos de los requisitos de una tesis; en especial, en cuanto a la redacción académica.

Su objetivo principal es demostrar que el estudiante está capacitado para elaborar un trabajo de investigación. Es de carácter expositivo-argumentativo, por lo que refleja una postura personal acerca del tema analizado el cual es limitado en su alcance. En este sentido, la tesina no aporta datos nuevos sobre el tema investigado ya que no es su propósito. Al igual que la monografía es respaldada por fuentes secundarias.

 

La Tesis

Finalmente, llegamos al trabajo académico más importante en cuanto a estructura, alcance y propósito, la tesis. En él, se resumen los otros dos. Se trata de una investigación profunda, de carácter teórico y/o experimental (dependiendo de los enfoques abordados). Se fundamenta sobre la base una hipótesis o idea la cual debe ser comprobada, o refutada si se trata de contrastar alguna investigación existente.

En este caso, el objetivo primordial es que el investigador aporte conocimiento nuevo sobre la temática analizada; por lo que las fuentes consultadas son tanto primarias como secundarias.

En cuanto a número de páginas para cada uno, no hay un número prefijado o establecido. Sin embargo, en el caso de las tesis y las tesinas, está establecido de manera estandarizada que debería ser el doble de páginas la primera respecto de la segunda. En cuanto a las monografías, están por el orden de las 50 páginas.

¿Quieres saber qué necesitas antes de iniciar tu tesis? En éste enlace te lo comentamos

Recuerda que es importante conocer, lo mejor posible, las características de cada uno de estos tipos de trabajos académicos y en qué se diferencian. Eso redundará en tus posibilidades de éxito al entregarlos. Te invitamos a dejar tus comentarios y hablarnos un poco sobre tu experiencia.

Deja tu comentario a Cancel Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.